INVESTIGADORES AÑO 2012

Hace más de un año que estoy realizando una investigación sobre el Teatro en idish en Buenos Aires. Luego de algunas entrevistas y de consultas en el Centro Mark Turkow de AMIA, me dirigí al IWO, donde me encontré con un tesoro de incalculable valor.

Cajas y más cajas con fotos, programas, afiches, "teater piesn" (guiones manuscritos), partituras, diarios con críticas, libros de actores, libros de empresarios teatrales, revistas teatrales, actas de la Asociación de Actores Israelitas Argentinos, bocetos de escenografías y vestuarios, directores y músicos de las operetas musicales, y hasta fotos de los apuntadores!

Escritores como P.Katz, Rollansky, N.Zuker, Mide, Mishe Schwartz, dan testimonio de una explosiva actividad teatral, con dos funciones diarias en ocho salas de la Capital (Ombú, Mitre, Soleil, IFT, Excelsior, Olimpo, Coliseo, Nuevo), a las que el público no solo iba, sino que(y usando una expresión en idish)"men is guelofn" corría ávidamente al teatro.

Indudablemente había de todo, se daba lo bueno, lo muy bueno y lo mediocre. Con características muy definidas" el star-sistem"(según algunos críticos  sistema "sin sistema") las Cooperativas de actores, las posiciones políticas, pero...el resultado era esa hirviente e incansable actividad, superando y sobreponiéndose a todas las dificultades, en especial las económicas.

Los actores, directores y empresarios y sus familiares, han entregado al IWO sus archivos personales, y es realmente conmovedor cómo el público también  se ha guardado, por ejemplo, las entradas de una obra que los ha emocionado.

Otro aspecto importante en mi investigación es la relación entre actores del teatro en idish y actores de la escena porteña, a través de notas y reportajes en radios, entrevistas en la prensa argentina, compartiendo festejos con folkloristas, con la Casa del Teatro, con la Asociación Argentina de Actores, en fin, mucho, muchísimo queda todavía por seguir investigando, pero esto es un verdadero disfrute y una emoción total.

En el 2008 entré en contacto con la Fundación IWO para aprender ídish. La Fundación brindaba un Programa que consistía en clases de ídish y el compromiso del estudiante era la realización de un trabajo para el que se consultara material de la biblioteca. En ese momento yo aún estaba cursando la licenciatura en Letras. Mi escrito fue acerca de la plasmación del Alter Heym en parte de la obra poética de Kehos Kliger. El proyecto de investigación debía versar sobre textos que estuvieran dentro del archivo o la biblioteca de la Fundación y fue ideado por la Magíster Silvia Hansman, Directora de Colecciones. La profesora Ester Szwarc me enseñaba ídish desentrañando misterios contenidos en la historia de la lengua. Sus clases siempre fueron un imán hacia el ídish, que ya de por sí está imantado para muchos. En el proceso realización del trabajo sobre Kehos Kliger, Débora Kacowicz, que era la bibliotecaria en la Fundación, me ayudó con el material, la comprensión del ídish y la puesta en contexto de la obra.

Pasaron varios años desde aquella experiencia pero volvía con cierta frecuencia. En la actualidad, integro un grupo de investigación de la Universidad de Buenos Aires “Actores y escenarios del proyecto de cambio lingüístico ídish-castellano. Teatro, prensa y escolarización judía en Buenos Aires durante la primera mitad del siglo XX”, dirigido por Susana Skura y codirigido por Silvia Glocer, y para el mismo debemos hacer consultas, en mi caso, sobre la prensa ídish en la década de 1940, principalmente de periódicos como Di Presse y Di Idishe Tzaitung. Ezequiel Semo ya era bibliotecario de la Fundación y me ayudaba y asesoraba con la consulta del material.

Me recibí de licenciada y profesora en Letras por la Universidad de Buenos Aires e inicié una Maestría en Análisis del Discurso. Mi tesis, en proceso de realización, se titula: Representaciones de la lengua ídish en personas nacidas en la década de 1940 en Buenos Aires. Para la maestría estoy realizando un estudio de usuarios en la biblioteca, dirigido por Silvia Hansman, donde intentamos abarcar la heterogeneidad de consultas, tanto por el material que se solicita, como por cómo se solicita y los fines de la consulta. El estudio deja ver la función que cumple el archivo de IWO, su biblioteca, quienes trabajar allí y sus voluntarios. Es posible hallar objetos y libros que son de ayuda tanto a científicos, investigadores, como a personas que indagan acerca de su historia familiar, o la conformación de las identidades judeoargentinas. 

 

 

En el año 1997 comencé mi investigación sobre la historia y arquitectura del Hotel Boulevard Atlántico de Mar del Sud. Por aquellos años no conocía absolutamente nada acerca de la inmigración judía a excepción de Los Gauchos Judíos, obra de Alberto Gerchunoff. Iniciada mi investigación llegó a mis manos el libro Tierra Soñada de José Lieberman que relataba la estadía en el hotel  de un grupo de inmigrantes judíos arribados en el barco Pampa en diciembre de 1891, y a los cuales se conocía como los Pampistas. Este hecho despertará mi curiosidad, tanta como el conocimiento de la existencia de más bibliografía sobre el tema pero publicada con anterioridad a la década del 60’, hecho que me permitíría encarar su estudio con una visión actual y tomando como eje el hotel abriendo así nuevos caminos de investigación.

Fueron así indispensables los libros de Lázaro Schalman, la Historia de los Pampistas, y las Memorias de un Militante Socialista, de Enrique Dickmann, pasajero del Pampa con 18 años, y cuyo volumen busqué, allá por 1997, en la biblioteca del IWO, que por aquellos años luchaba por rearmarse luego del trágico atentado a la AMIA. Ese fue mi primer contacto con la institución a la que volví a recurrir innumerables veces a partir de los avances que realizaba en mi investigación.

Pero la importancia notable del IWO radica no sólo en el acervo cultural que atesora sino principalmente en la excelencia del material humano que lo compone, siempre listos para asesorar y contribuir con ayuda a los investigadores y visitantes que a ella concurren.  Fue en su biblioteca que, a instancias de Débora Kacowicz, conocí en el año 2007 a Graciela Rotman, entrerriana y especialista del tema inmigratorio, con quien, unos años después, uniríamos nuestros conocimientos sobre el tema Pampista,  siendo esto una perfecta metáfora que permite vincular al Hotel Boulevard Atlántico de Mar del Sud y a las Colonias de Entre Ríos donde estos se asentaron.

Hoy, a más de 18 años de aquella primera visita al IWO, la historia de los Pampistas ha tomado un camino propio e independiente de la del hotel y aquel  conocimiento superficial acerca de la inmigración judía ha virado al conocimiento de infinidad de autores, documentos y testimonios,  muchos de los cuales pude apreciar en la biblioteca de la institución.

En estos últimos tiempos continúo  tratando de profundizar acerca de las causas de la estadía de los Pampistas en Mar del Sud  buscando información en archivos y otros reservorios documentales  tratando de desentrañar la historia de cada uno de los viajeros, conocer su destino y el de sus descendientes, hechos que son,  a mi entender, un fiel reflejo del desarrollo de la comunidad judía de nuestro país. Nada de ello hubiese sido posible sin el invalorable aporte del IWO y su enorme Patrimonio Cultural.

http://pgrigeramardelsud.blogspot.com.ar/

Soy artista visual y mi acercamiento al Instituto IWO está relacionado con una investigación que estoy realizando sobre los judíos polacos que emigraron a la Argentina en el período de entre guerras, durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Esta investigación es la base de un proyecto que estoy desarrollando para el POLIN Museum of the History of Polish Jews en la ciudad de Varsovia que me otorgó una beca de Residencia para Artistas.

Si bien sabía de la existencia del IWO, nunca lo había visitado y tampoco sabía el enorme caudal de información, archivos y actividades que acoge esta institución. Para mi trabajo pude acceder a publicaciones y archivos esenciales para entender el proceso migratorio, asentamiento y desarrollo de las distintas corrientes de judíos polacos que llegaron a la Argentina. En este momento me encuentro consultando los “Libros de Recordación” (Yizker bijer).

Pero lo más importante que puedo señalar y por lo cual me encuentro agradecida, es la cantidad de personas que conocí y que terminaron siendo parte de mi proyecto. En IWO conocí a Nejama Barad quien me ayuda con las traducciones del español al Idish para la narración de mi película, y no  solo pude filmar las clases de Idish que dicta Ester Szwarc, sino que muchos de los que acuden a esas clases fueron parte de las entrevistas que realicé para mi investigación y sus testimonios conforman el núcleo principal de mi trabajo. 

Florencia Levy, Buenos Aires julio de 2015 

NOS ACOMPAÑAN

Fondo metropolitano

SITIOS AMIGOS

Amia Pampa energía